Título de la Sección

CONVENIO ENTRE EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y LA FUNDACIÓN PRO BIBLIOTECA NACIONAL PARA LA ADMINISTRACIÓN DE LA BIBLIOTECA NACIONAL Y LAS BIBLIOTECA PÚBLICAS

         Entre los suscritos a saber:  HÉCTOR PEÑALBA, varón, panameño, mayor de edad, con cédula de identidad personal N° 8-102-282, en su condición de Ministro de Educación Encargado, en representación del Ministerio de Educación, en lo sucesivo EL MINISTERIO, por una parte y, por la otra, LEONOR GASTÓN DE MOTTA, mujer, mayor de edad, ciudadana de los Estados Unidos de América, domiciliada en la ciudad de Panamá, con pasaporte de los Estados Unidos de América # Z750632 y portadora del carné de identificación de misión internacional N° C.MI-074190, en condición de Presidente y Representante Legal de la Fundación Pro Biblioteca Nacional, en lo sucesivo LA FUNDACIÓN y actuando en nombre y representación de la Fundación:

CONSIDERANDO:

Que la fundación es una asociación civil con personalidad jurídica sin fines de lucro, constituida mediante Escritura Pública N° 7133 del 4 de octubre de 1996, otorgada ante la Notaría Primera de Panamá, inscrita en el Registro Público a Ficha C-12492 desde el 9 de Octubre de 1996;

Que el propósito de la Fundación es asistir financieramente o de otra forma y coadyuvar en el equipamiento, mantenimiento y mejoramiento de la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero (en lo sucesivo la “Biblioteca Nacional”) y de las Bibliotecas Públicas bajo la administración de la Biblioteca Nacional (en lo sucesivo las “Bibliotecas Públicas” y una y otras conjuntamente en lo sucesivo las “Bibliotecas”);

Que el Ministerio es la entidad gubernamental encargada de la administración y mantenimiento de las Bibliotecas;

Que el Ministerio y la Fundación tienen el interés común de modernizar y actualizar el funcionamiento de las Bibliotecas;

Que el Ministerio y la Fundación son del criterio que, para que el funcionamiento de las Bibliotecas pueda ser modernizado, actualizado y administrado de una forma ágil y eficiente, es conveniente que la fundación asuma la administración de las Bibliotecas.

CONVIENEN:

Primero: Por el presente medio, el Ministerio otorga a la Fundación, y la Fundación asume la administración de las Bibliotecas y la obligación de llevar a cabo las tareas necesarias para la modernización y reestructuración de las Bibliotecas, para lo cual la Fundación contará con las siguiente facultades:

  1. La formulación e implementación de las políticas y procedimientos para la recuperación y actualización de la memoria nacional, entendiéndose por esto las publicaciones impresas, audiovisuales o en otros formatos que: La formulación e implementación de las políticas, normas, reglamentos y procedimientos para la adquisición de obras y la conservación y uso de las colecciones e ingreso a las Bibliotecas;
    • Sean producidas en la República de Panamá
    • Que sean de autores panameños, donde quiera que sean producidas,
    • Que se relacionen con la República de Panamá, sin importar donde sean producidas y QUIÉNES sean  sus autores.
  2. La formulación e implementación de las políticas administrativas de las Bibliotecas, nombramiento del personal ejecutivo y administrativo, inclusive de la dirección y la determinación de sus remuneraciones;
  3. El uso sin cargo para la Fundación de los edificios y predios que a la fecha del presente contrato sean de propiedad del Ministerio o arrendados por él para las Bibliotecas, que se identifican en el Anexo de este Convenio, los que serán usados exclusivamente para los objetos de la Fundación y de las Bibliotecas;
  4. La apertura y clausura de Bibliotecas Públicas, según las circunstancias lo justifiquen a juicio de la Fundación.

Segundo: Para los efectos del artículo primero queda entendido que:

  1. Los funcionarios públicos del Ministerio que a la fecha del presente convenio estén adscritos a las Bibliotecas, continuarán en sus cargos en tanto que no se jubilen o sean trasladados o separados de sus cargos por el Ministerio, pero con sujeción al derecho de la Fundación de asignarles sus funciones y, en colaboración con el Ministerio, de solicitar la terminación de sus labores con las Bibliotecas;
  2. Las prestaciones y demás derechos laborales correspondientes a los funcionarios públicos de que trata el párrafo anterior, continuarán por cuenta del Ministerio;
  3. La Fundación podrá solicitar al Ministerio la colaboración de funcionarios públicos adicionales, pero el Ministerio no adscribirá o nombrará nuevos funcionarios públicos para las Bibliotecas sin el consentimiento previo de la Fundación;

Tercero: El Ministerio cooperará con la Fundación para:

  1. Velar por el cumplimiento de las disposiciones legales pertinentes en beneficio de las Bibliotecas, inclusive, pero no en forma limitativa, las relativas al depósito lega; y
  2. La promulgación de nuevos instrumentos legales que se consideren necesarios o convenientes para el cabal funcionamiento de las Bibliotecas.

Cuarto: El Ministerio:

  1. Se reserva todos los bienes inmuebles de propiedad del Estado que a la fecha del presente contrato estén adscritos al Ministerio para el  uso de las Bibliotecas.
  2. Se mantendrá como arrendatario de los locales que a la fecha del presente contrato estén arrendados para uso de las Bibliotecas, que podrá sin embargo subarrendarlos o de otra  forma ceder sus derechos a la Fundación;
  3. Se reserva el título de todos los bienes muebles de su propiedad, incluso de las colecciones existentes en las Bibliotecas a la fecha del presente contrato, o que posteriormente se traspasen a las Bibliotecas,

Queda entendido, sin embargo, que el Ministerio no podrá disponer de ninguno de dichos bienes sin el previo  consentimiento por escrito de la Fundación, consentimiento que la Fundación no negará si, al tiempo de su disposición, los bienes de que se trate son pronta y adecuadamente reemplazados por el Ministerio en función de las necesidades de las Bibliotecas, a juicio de la Fundación.

Quinto: La Fundación estará obligada a transferir prontamente a las Bibliotecas, a una o más o cualquiera de ella, según lo estime conveniente, todas las obras cuya propiedad adquiera y que consistan en publicaciones, manuscritos, partituras musicales, obras de arte, folklóricas o arqueológicas, material audiovisual u otros formatos, que sean propios de colecciones de Bibliotecas.

Sexto: La Fundación tendrá el derecho de retener para sí todos los dineros, bienes muebles e inmuebles y equipos cuya propiedad, uso, arrendamiento o comodato reciba o adquiera, que sean necesarios o convenientes para la administración, disfrute o el uso de las Bibliotecas o de sus colecciones, o para su cuidado, conservación y mantenimiento, así como el derecho de libremente disponer de ellos y reemplazarlos, según estime conveniente para beneficio de las Bibliotecas.

Séptimo: La Fundación tendrá el derecho exclusivo de prestar servicios especiales adicionales para las Bibliotecas y el público en general, tales como cafeterías, actividades culturales o educativas, ferias literarias y artísticas, conciertos, recitales, representaciones, conferencias, cursos y exhibiciones, y de ceder en uso, concesión, arrendamiento o subarrendamiento cualquier parte de los predios de las Bibliotecas en favor de terceros para prestar dichos servicios, y por el plazo, términos y condiciones que estime conveniente.

Octavo:Previo consentimiento por escrito del Ministerio, la Fundación podrá a sus expensas llevar a cabo alteraciones y mejoras en los inmuebles propiedad del Estado adscritos al Ministerio en que se encuentren las Bibliotecas.

Noveno:Será libre y gratuito el ingreso a las Bibliotecas y la consulta de sus catálogos, bibliografías y colecciones.

Décimo: No obstante lo dispuesto en el artículo noveno, la Fundación tendrá el derecho de:

  1. Reglamentar, restringir, limitar o prohibir el ingreso a las Bibliotecas de determinadas personas en función de su edad o conducta, para asegurar la integridad y el uso adecuado de sus colecciones y facilidades;
  2. Cobrar y retener para sí sumas razonables según el caso, a juicio de la Fundación por: 
    • La prestación de los servicios especiales de que trata el artículo séptimo, así como por el arrendamiento, subarrendamiento, o uso de áreas de las Bibliotecas para la prestación de dichos servicios;
    • La prestación de otros servicios al público, tales como la reparación de libros;
    • La recabación y el despacho de información y materiales a usuarios e investigadores fuera del centro urbano o rural donde esté ubicada la Biblioteca de que se trate;
    • El uso de equipos, tales como ordenadores, impresoras, copiadoras, microfilmadoras, telecopiadoras y teléfonos.

Décimo primero: En la elaboración de su presupuesto anual, el Ministerio asignará la transferencia corriente a la Fundación, donde deberán incluirse todos los gastos de funcionamiento que a la fecha tienen las Bibliotecas, quedando entendido que dicha suma no podrá ser menor a la del año anterior.

Décimo segundo: El subsidio estatal para las Bibliotecas que se menciona en el artículo anterior, incluirá además de los gastos operativos menores, los relacionados con:

  1. Los sueldos y prestaciones de los funcionarios del Ministerio asignados a las Bibliotecas;
  2. Los arrendamientos que deba pagar el Ministerio por locales arrendados por el Ministerio para uso de las Bibliotecas;
  3. Las reparaciones de los inmuebles y equipos de las Bibliotecas que hubiere sufragado el Ministerio.
  4. Costos de agua, electricidad y teléfono que hubiere sufragado el Ministerio.

Décimo tercero: Además del subsidio estatal de que trata el artículo anterior, la Fundación podrá solicitar y recabar donaciones en dinero y en especie del público y de organismos nacionales e internacionales para el cumplimiento de sus funciones, de acuerdo con el presente contrato y su uso estará sujeto al examen, pero no al control, por parte del Ministerio.

Décimo cuarto: El Ministerio cooperará con la Fundación para obtención de asistencia financiera y técnica por parte de organismos internacionales.

Décimo quinto: Al vencimiento del término del presente convenio, salvo que otra cosa se determine de común acuerdo con el Ministerio, la Fundación traspasará al Ministerio todos los dineros y bienes muebles e inmuebles que sean de su propiedad, cualquiera que sea su origen, con sujeción sin embargo al derecho de la Fundación, si lo estima necesario, de tomar las providencias necesarias para asegurar que dichos dineros y bienes sean destinados a las Bibliotecas.

Décimo sexto: El término del presente convenio es de veinte (20) años  a partir de su firma.

En fe de lo cual, se firma el presente CONVENIO, en dos (2) ejemplares del mismo tenor  y validez, en la Ciudad de Panamá, República de Panamá, a los tres (3) días del mes de julio de mil novecientos noventa y ocho.

Por el Ministerio                                Por la Fundación
HECTOR PEÑALBA                           LEONOR GASTÓN DE MOTTA
Ministro de Educación                       Presidenta
Encargado

REFRENDADO POR: CONTRALORIA GENERAL DE LA REPÚBLICA